prospectos.org

CLINDAMICINA NORMON 300MG/2ML SOLUCION INYECTABLE, 100 AMPOLLAS SOLUCION



Ficha

Información Basica del medicamento

separador
Principio activo: CLINDAMICINA
Codigo Nacional: 604678
Codigo Registro: 63667
Nombre de presentacion: CLINDAMICINA NORMON 300MG/2ML SOLUCION INYECTABLE, 100 AMPOLLAS SOLUCION
Laboratorio: LABORATORIOS NORMON, S.A.
Fecha de autorizacion: 2001-02-16
Estado: Autorizado
Fecha de estado: 2001-02-16

Prospecto

Toda la información del medicamento

separador

- CLINDAMICINA NORMON 300 mg/2 ml Solución inyectable EFG. - CLINDAMICINA NORMON 600 mg/4 ml Solución inyectable EFG. - CLINDAMICINA NORMON 900 mg/6 ml Solución inyectable EFG.

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada ampolla de CLINDAMICINA NORMON 300 mg/2 ml Solución inyectable contiene:

Clindamicina (D.C.I.) (fosfato) ............ 300 mg

Cada ampolla de CLINDAMICINA NORMON 600 mg/4 ml Solución inyectable contiene:

Clindamicina (D.C.I.) (fosfato) ............ 600 mg

Cada ampolla de CLINDAMICINA NORMON 900 mg/6 ml Solución inyectable contiene:

Clindamicina (D.C.I.) (fosfato) ............ 900 mg

Excipientes, ver 6.1.

Solución inyectable.

4.1. Indicaciones terapéuticas

Clindamicina está indicada en el tratamiento de las siguientes infecciones graves causadas por gérmenes sensibles (ver 5.1):

· Infecciones del tracto respiratorio inferior, tales como empiema, neumonía y absceso pulmonar.

· Infecciones de la piel y tejidos blandos.

· Infecciones intraabdominales, tales como peritonitis y abscesos intraabdominales.

· Infecciones óseas y articulares, tales como osteomielitis y artritis séptica.

· Septicemia

· Infecciones del tracto genital femenino, tales como endometritis, infecciones vaginales postquirúrgicas, abscesos tubo-ováricos no gonocócicos, celulitis pélvica, salpingitis y enfermedad inflamatoria pélvica aguda, siempre y cuando se administre simultáneamente un antibiótico de adecuado espectro frente a bacterias Gram-negativas aerobias.

La clindamicina puede considerarse una alternativa para el tratamiento y la profilaxis de infecciones graves causadas por cepas sensibles de cocos gram-positivos aerobios. Sin embargo, no se considera como tratamiento de primera elección en estas infecciones a menos que se trate de pacientes alérgicos a penicilinas o en los que otros antibióticos menos tóxicos estén contraindicados.

Clindamicina, en combinación con otros fármacos antiprotozoarios, es efectiva en el tratamiento de las siguientes infecciones:

· Encefalitis toxoplásmica en pacientes con SIDA. La asociación de clindamicina con pirimetamina ha demostrado ser eficaz en aquellos pacientes que presentan intolerancia al tratamiento convencional.

· Pneumonía por Pneumocystis carinii en pacientes con SIDA. Clindamicina puede utilizarse en combinación con primaquina en aquellos pacientes que no toleran o no responden adecuadamente al tratamiento convencional.

Deberán tenerse en cuenta las directrices oficiales referentes a resistencias bacterianas y al uso y prescripción adecuada de antibióticos.

4.2. Posología y forma de administración

La dosis y vía de administración deben determinarse en función de la gravedad de la infección, el estado del paciente y la susceptibilidad de los microorganismos causantes.

Adultos:

En infecciones moderadamente graves la dosis usual es de 1,2 a 1,8 g/día, fraccionada en 3 ó 4 dosis iguales por vía intravenosa o intramuscular.

En infecciones graves se recomienda una dosis de 2,4 a 2,7 g/día, fraccionada en 2, 3 ó 4 dosis iguales por vía intravenosa o intramuscular.

En el caso de infecciones muy graves estas dosis pueden ser aumentadas. En situaciones de riesgo vital se han administrado dosis de hasta 4,8 g/día por vía intravenosa, aunque la dosis máxima recomendada es de 2,7 g/día.

- Enfermedad inflamatoria pélvica aguda, pacientes hospitalizados: El tratamiento con clindamicina debe iniciarse con 900 mg cada 8 horas por vía intravenosa, además de un antibiótico de apropiado espectro frente a bacterias Gram-negativas aerobias administrado igualmente por vía intravenosa. La administración intravenosa debe continuarse al menos durante 4 días y como mínimo durante 48 horas después de producirse la mejoría clínica del paciente. Seguidamente se administrará clindamicina (clorhidrato) por vía oral hasta completar un total de 10 a 14 días de tratamiento.

- Encefalitis toxoplásmica en pacientes con SIDA: El tratamiento debe iniciarse con 600 a 1200 mg de clindamicina cada 6 horas por vía intravenosa o intramuscular durante 2 semanas y continuar posteriormente por vía oral durante otras 6 a 8 semanas.

- Pneumonía por Pneumocystis carinii en pacientes con SIDA: Deben administrarse dosis entre 600 y 900 mg de clindamicina cada 6 horas ó 900 mg cada 8 horas por vía intravenosa o intramuscular durante 21 días. Niños (ver 4.4): Para recién nacidos, la dosis recomendada es de 15 a 20 mg/Kg/día, fraccionada en 3 ó 4 dosis iguales por vía intravenosa o intramuscular.

En niños prematuros de poco peso pueden ser suficientes dosis más bajas (15 mg/Kg/día). Para lactantes y niños mayores, la dosis habitual es de 20 a 40 mg/Kg/día, fraccionada en 3 ó 4 dosis iguales por vía intravenosa o intramuscular.

Duración del tratamiento:

En general, dependerá del tipo y gravedad de la infección. Así, por ejemplo, infecciones graves como la osteomielitis, pueden requerir al menos 6 semanas de tratamiento.

En infecciones causadas por estreptococos beta-hemolíticos del grupo A en pacientes alérgicos a penicilinas se recomienda mantener el tratamiento durante al menos 10 días.

Pacientes con insuficiencia renal/hepática:

En general no se requiere ajuste de dosis excepto en casos de deterioro grave de la función renal o hepática (ver 4.4).

Forma de administración:

CLINDAMICINA NORMON se administra por vía intravenosa o intramuscular.

Administración intravenosa:

Clindamicina no debe administrarse en bolo, precisando para su administración intravenosa de dilución previa. La infusión intravenosa intermitente debe ser realizada en al menos 10 a 60 minutos. La concentración de clindamicina en el diluyente no debe sobrepasar los 12 mg/ml y el porcentaje de infusión no debe exceder de 30 mg/minuto. Los porcentajes usuales de infusión son los siguientes: 300 mg de clindamicina en 50 ml de diluyente durante 10 minutos; 600, 900 y 1.200 mg de clindamicina en 100 ml durante 20, 30 y 45 minutos, respectivamente. No se recomienda administrar más de 1.200 mg en una sola infusión de 1 hora.

Alternativamente, la primera dosis de clindamicina puede administrarse en forma de infusión única rápida (10 minutos o más), seguida de infusión intravenosa continua de la siguiente forma: para mantener los niveles séricos de clindamicina por encima de 4 g/ml, infusión rápida de 10 mg/minuto en 30 minutos e infusión de mantenimiento de 0,75 mg/minuto; para mantener los niveles séricos de clindamicina por encima de 5 g/ml, infusión rápida de 15 mg/minuto en 30 minutos e infusión de mantenimiento de 1 mg/minuto; para mantener los niveles séricos de clindamicina por encima de 6 g/ml, infusión rápida de 20 mg/minuto en 30 minutos e infusión de mantenimiento de 1,25 mg/minuto.

Administración intramuscular:

No se recomienda la administración de más de 600 mg en inyección única por esta vía.

4.3. Contraindicaciones

Clindamicina está contraindicada en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a clindamicina o lincomicina o a cualquiera de los excipientes contenidos en la formulación.

4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo

Antes de iniciar el tratamiento con clindamicina, debe determinarse si el paciente ha sufrido con anterioridad reacciones de hipersensibilidad a fármacos. Si durante el tratamiento con clindamicina ocurriese una reacción de hipersensibilidad, la administración del fármaco se interrumpirá y se adoptará el tratamiento sintomático necesario.

Clindamicina debe ser administrada con precaución a pacientes con antecedentes de enfermedad gastrointestinal, especialmente diarrea, colitis ulcerosa, enteritis regional o colitis asociada a antibióticos, puesto que se han producido algunos casos de diarrea persistente e intensa durante o después del tratamiento con clindamicina. Esta diarrea puede ir en ocasiones asociada con sangre o moco en las heces y puede evolucionar a una colitis aguda. Si se produce diarrea persistente e intensa durante el tratamiento, éste debe suspenderse y, si fuera necesario, continuarlo estrictamente bajo vigilancia médica.

El uso de antibióticos, entre ellos clindamicina, puede producir alteración en la flora normal del colon con sobrecrecimiento de Clostridium difficile, cuya toxina puede desencadenar un cuadro de colitis pseudomembranosa que cursa con fiebre, dolor abdominal y diarrea que puede ser sanguinolenta. Su aparición puede ocurrir durante el tratamiento o semanas después de finalizado el mismo. Los anticolinérgicos y antiperistálticos pueden agravar el estado del paciente. Los casos leves responden normalmente a la supresión del tratamiento con clindamicina, pero los casos moderados a graves precisan además de tratamiento con soluciones de electrolitos, proteinoterapia y un antibiótico efectivo frente a C. difficile.

Los pacientes debilitados y los de edad avanzada pueden ser más propensos a experimentar diarrea severa o colitis pseudomembranosa. En cualquier caso se debe evitar el uso de este medicamento en caso de éstasis intestinal.

Como ocurre con otros antibióticos, el uso de clindamicina fosfato puede resultar en un crecimiento exagerado de organismos no susceptibles, especialmente levaduras. Por ello, es esencial una evaluación continuada del estado del paciente y, si se produce una superinfección durante la terapia, deberán tomarse las medidas apropiadas.

Los pacientes con disfunción renal no suelen necesitar una reducción de la dosis a menos que la disfunción sea grave. Sin embargo, en pacientes con disfunción renal y/o hepática muy grave acompañada de anomalías metabólicas puede ser necesario reducir la dosis de clindamicina.

Se recomienda realizar estudios periódicos de la función hepática y renal, así como recuentos sanguíneos, en pacientes que están recibiendo una terapia prolongada y en niños.

En pacientes ancianos no son necesarios ajustes posológicos en condiciones normales, aunque es conveniente tener en cuenta el grado de funcionalismo hepático y renal.

Salvo estricto criterio médico, no debe usarse este medicamento en recién nacidos, especialmente en prematuros. Cuando se administra a lactantes, se recomienda un adecuado control de las funciones orgánicas.

Finalmente, clindamicina no debe ser utilizada en el tratamiento de infecciones del Sistema Nervioso Central (por ejemplo, meningitis) dada su escasa penetración en el LCR. Advertencias sobre excipientes:

- CLINDAMICINA NORMON contiene alcohol bencílico al 0,9% como agente conservante. Salvo estricto criterio médico, no debe emplearse en niños menores de tres años. El empleo de productos que contienen alcohol bencílico en neonatos se ha asociado al síndrome tóxico mortal, que cursa con acidosis metabólica, depresión del sistema nervioso central, problemas respiratorios, insuficiencia renal, hipotensión y posibles convulsiones y hemorragias intracraneales.

- Las especialidades CLINDAMICINA NORMON 300 mg/2 ml, 600 mg/4 ml y 900 mg/6 ml, contienen aproximadamente 10,12 mg, 20,24 mg y 30,36 mg de sodio por ampolla, respectivamente, hecho que se ha de tener en cuenta en pacientes sometidos a restricción sódica.

4.5. Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

La clindamicina posee propiedades bloqueantes neuromusculares y puede potenciar la acción de relajantes musculares no despolarizantes, como los agentes curarizantes (pancuronio, tubocurarina, suxametonio) o los hidrocarburos anestésicos por inhalación (halotano, enflurano, isoflurano, dietiléter). En caso de administración simultánea se debe vigilar estrechamente a los pacientes debido a la posible prolongación del bloqueo neuromuscular.

Se ha demostrado antagonismo in vitro entre clindamicina y eritromicina, motivo por el que habitualmente no se administran ambos antibióticos simultáneamente. Así mismo, existen datos que sugieren que clindamicina podría inhibir la actividad bactericida ejercida por los aminoglucósidos. No obstante, ambos antibióticos han sido utilizados simultáneamente en clínica sin que se haya observado una aparente disminución en su actividad.

4.6. Embarazo y lactancia

Embarazo: No se han realizado estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas, por lo que clindamicina no debe ser utilizada durante el embarazo a menos que sea claramente necesario.

Lactancia: Clindamicina se excreta en la leche materna con el consiguiente riesgo para el lactante. La decisión de suspender o no el tratamiento durante la lactancia se tomará en función de la importancia del medicamento para la madre.

4.7. Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar maquinaria

No existe evidencia de efectos negativos sobre la capacidad para conducir vehículos o utilizar maquinaria peligrosa.

4.8. Reacciones adversas

- Alteraciones gastrointestinales: La diarrea es el efecto secundario más frecuente (10-20% de pacientes que reciben clindamicina). La aparición de colitis pseudomembranosa es la reacción adversa más importante debida al tratamiento con clindamicina. Otras reacciones adversas gatrointestinales son náuseas, vómitos, dolor abdominal, flatulencia y gusto metálico desagradable después de la administración por vía intravenosa de dosis altas.

- Reacciones de hipersensibilidad: Durante el tratamiento con clindamicina la reacción adversa más frecuentemente observada es el rash cutáneo morbiliforme generalizado generalmente de intensidad leve o moderada. Otras reacciones de hipersensibilidad observadas son erupciones maculopapulares, urticaria y prurito. Raramente han aparecido casos de eritema multiforme, algunos semejantes al síndrome de Stevens-Johnson. Así mismo, se han observado casos aislados de reacciones anafilactoides. - Alteraciones de la piel y membranas mucosas: Se han descrito casos de prurito y vaginitis y, raramente, casos de dermatitis exfoliativa.

- Reacciones locales: Se han descrito dolor, induración y absceso estéril después de la inyección intramuscular y tromboflebitis después de la infusión intravenosa. Estas reacciones pueden ser minimizadas o evitadas realizando una inyección intramuscular profunda y evitando el uso prolongado de catéteres intravenosos.

- Alteraciones hepatobiliares: Se ha descrito ictericia y anormalidades en las pruebas de función hepática.

- Alteraciones hematológicas: Se han comunicado casos de neutropenia (leucopenia) transitoria y eosinofilia así como de agranulocitosis y trombocitopenia. No obstante, la relación entre el tratamiento con clindamicina y las alteraciones hematológicas previas no se ha podido establecer con claridad.

- Alteraciones renales: Aunque no se ha establecido una relación directa con clindamicina, se han observado algunos casos de azotemia, oliguria y/o proteinuria que evidencian una disfunción renal.

- Alteraciones cardiovasculares: Raramente se ha dado algún caso de parada cardiopulmonar e hipotensión tras una administración intravenosa demasiado rápida.

4.9. Sobredosificación

En caso de sobredosificación, se deberán realizar pruebas de función hepática, renal y recuentos sanguíneos, instaurándose tratamiento síntomático y suspendiendo la administración del fármaco. La diálisis peritoneal o la hemodiálisis no son efectivas para eliminar el medicamento.

5.1. Propiedades farmacodinámicas

Clindamicina es un antibiótico del grupo de los lincosánidos, derivado de la lincomicina. Su acción es predominantemente bacteriostática, aunque a dosis elevadas puede ser bactericida frente a organismos altamente sensibles.

Clindamicina inhibe la síntesis de proteínas uniéndose a las subunidades 50S de los ribosomas bacterianos y evitando la formación de uniones peptídicas.

Los microorganismos pueden considerarse sensibles si la concentración mínima inhibitoria para clindamicina no es más de 1,6 g/ml, se consideran de sensibilidad intermedia cuando dicho valor es mayor de 1,6 g/ml y menor o igual que 4,8 g/ml y resistentes si es mayor de 4,8 g/ml.

MINISTERIO El espectro de actividad in vitro de clindamicina incluye los siguientes microorganismos:

Aerobios Gram-positivos: Staphylococcus aureus y Staphylococcus epidermidis (incluyendo cepas productoras y no productoras de penicilasa); estreptococos (excepto Streptococcus faecalis); neumococos; Bacillus anthracis, Corynebacterium diphtheriae.

Anaerobios Gram-positivos: Eubacterium, Propionibacterium, Actinomyces spp., Peptococcus spp., Peptostreptococcus spp., estreptococos microaerofílicos y muchas cepas de Clostridium perfringens y Clostridium tetani (otras especies de Clostridium tales como C. sporogenes y C. tertium son resistentes a clindamicina).

Anaerobios Gram-negativos: Fusobacterium spp. (aunque F. varium es normalmente resistente), Bacteroides spp. (incluyendo el grupo de B. fragilis y B. melaninogenicus), Veillonella.

Las concentraciones críticas (g/ml) de sensibilidad (S) y resistencia (R) a clindamicina en Staphylococcus son S: 0,5 y R: 4, en Enterococcus son S: 0,5 y R: 4 y en Streptococcus son S: 0,25 y R: 1.

La mayor parte de las bacterias aerobias Gram-negativas, incluyendo las enterobacterias, son resistentes a clindamicina. Los hongos, levaduras y virus son también resistentes a clindamicina. Se ha demostrado resistencia cruzada entre clindamicina y lincomicina.

5.2. Propiedades farmacocinéticas

Clindamicina se administra por vía parenteral en forma de fosfato. El fosfato de clindamicina es biológicamente inactivo, pero tras la administración parenteral se hidroliza rápidamente a clindamicina base, la forma activa.

Después de la administración intramuscular del equivalente a 300 y 600 mg de clindamicina activa, se alcanzan unas concentraciones séricas máximas de 6 g/ml y 9 g/ml respectivamente, siendo la Tmax de 3 horas en adultos. En niños, los niveles séricos máximos se alcanzan en 1 hora. Cuando se administran por infusión intravenosa esas mismas dosis, al final de la infusión se obtienen unas concentraciones plasmáticas máximas de 7 g/ml y 10 g/ml respectivamente.

Clindamicina se une en más de un 90% a proteínas plasmáticas. Se distribuye ampliamente y con rapidez a los fluidos y tejidos orgánicos, incluyendo el tejido óseo, pero no alcanza el líquido cefalorraquídeo en concentraciones significativas, ni siquiera en presencia de meninges inflamadas. Difunde a través de la placenta a la circulación fetal y también se excreta en la leche materna. Alcanza concentraciones elevadas en la bilis. Se acumula en leucocitos y macrófagos.

El fosfato de clindamicina desaparece rápidamente del plasma, siendo su promedio de semivida biológica de 6 minutos; sin embargo, la semivida plasmática de eliminación de la clindamicina activa es de unas 3 horas en adultos y 2,5 horas en niños. En pacientes con insuficiencia renal o disfunción hepática grave la semivida de eliminación se puede ver incrementada. Otro tanto puede ocurrir en recién nacidos a término o en prematuros, dependiendo de su grado de madurez.

Clindamicina sufre biotransformación hepática, dando lugar a los metabolitos activos N- demetil y sulfóxido y a otros metabolitos inactivos. Los estudios farmacocinéticos realizados en pacientes adultos jóvenes (de 18 a 39 años) y en adultos de edad avanzada (de 61 a 79 años) han demostrado que el factor edad por si solo no altera los parámetros farmacocinéticos de clindamicina (aclaramiento, semivida, volumen de distribución y área bajo la curva concentración plasmática-tiempo) después de la administración intravenosa de clindamicina fosfato.

Se ha observado una mayor biodisponibilidad, un menor aclaramiento plasmático y un menor volumen de distribución en pacientes con SIDA que en voluntarios sanos. Esto puede deberse en parte a la mayor tasa de unión de clindamicina a proteínas plasmáticas que se ha observado en pacientes con esta enfermedad.

5.3. Datos preclínicos sobre seguridad

Carcinogenicidad / Mutagenicidad: No se han realizado estudios a largo plazo en animales para evaluar el potencial carcinogénico de clindamicina. Los estudios de mutagenicidad realizados no han demostrado que clindamicina sea mutagénica.

Toxicidad de la reproducción: Los estudios realizados en ratas y ratones con dosis de hasta 600 mg/Kg administrados diariamente por vía oral y parenteral (2,4 y 1,2 veces la dosis humana máxima por vía parenteral) no mostraron signos de toxicidad para el feto. Se detectaron casos de paladar hendido en fetos de una cepa de ratones, pero se cree que es un efecto específico de esta cepa ya que no se observaron en otras cepas ni en otras especies. En ratas tratadas con dosis de hasta 300 mg/Kg diariamente (31 veces la exposición humana en términos de mg/m2) tampoco hubo evidencia de daño sobre la fertilidad.

6.1. Relación de excipientes

Las ampollas de CLINDAMICINA NORMON contienen alcohol bencílico, hidróxido sódico y agua para inyección como excipientes.

6.2. Incompatibilidades

El fosfato de clindamicina es físicamente incompatible con ampicilina, fenitoína sódica, barbitúricos, aminofilina, gluconato cálcico y sulfato magnésico.

6.3. Período de validez

El período de validez de estas especialidades es de 18 meses.

El período de validez una vez que la ampolla ha sido reconstituida es de 24 horas a temperatura ambiente (25º C).

6.4. Precauciones especiales de conservación

Este medicamento no necesita condiciones especiales de conservación. Se recomienda no mantener a bajas temperaturas, pues pueden aparecer cristales, los cuales se disuelven al calentar con las manos y agitar suavemente.

MINISTERIO Las ampollas reconstituidas para administración intravenosa deben mantenerse a temperatura ambiente (25º C).

6.5. Naturaleza y contenido del recipiente

CLINDAMICINA NORMON 300 mg/2 ml Solución inyectable: Envase conteniendo 1 ampolla y envase clínico con 100 ampollas de vidrio tipo I, con 300 mg de clindamicina (fosfato) por ampolla.

CLINDAMICINA NORMON 600 mg/4 ml Solución inyectable: Envase conteniendo 1 ampolla y envase clínico con 100 ampollas de vidrio tipo I, con 600 mg de clindamicina (fosfato) por ampolla. CLINDAMICINA NORMON 900 mg/6 ml Solución inyectable: Envase conteniendo 1 ampolla y envase clínico con 100 ampollas de vidrio tipo I, con 900 mg de clindamicina (fosfato) por ampolla.

6.6. Instrucciones de uso y manipulación

Antes de su administración intravenosa las ampollas de CLINDAMICINA NORMON deben ser diluidas en una solución intravenosa compatible (dextrosa 5%, cloruro sódico 0,9% o solución Ringer lactato) a una concentración de clindamicina que no sobrepase los 12 mg/ml.

7. NOMBRE Y DOMICILIO PERMANENTE DEL TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN

LABORATORIOS NORMON, S.A. Ronda de Valdecarrizo, 6 28760 Tres Cantos- Madrid

8. NÚMERO DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Febrero 2001