prospectos.org

HEPARINA LEO PHARMA 5.000 UI/ml solucion inyectable, 5 viales



Ficha

Información Basica del medicamento

separador
Principio activo: HEPARINA
Codigo Nacional: 650199
Codigo Registro: 66369
Nombre de presentacion: HEPARINA LEO PHARMA 5.000 UI/ml solucion inyectable, 5 viales
Laboratorio: LABORATORIOS LEO PHARMA S.A.
Fecha de autorizacion: 2004-10-21
Estado: Autorizado
Fecha de estado: 2004-10-21

Prospecto

Toda la información del medicamento

separador

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

HEPARINA LEO PHARMA 1.000 UI/ml, solución inyectable HEPARINA LEO PHARMA 5.000 UI/ml, solución inyectable

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

HEPARINA LEO PHARMA 1.000 UI/ml, solución inyectable: Cada ml de solución inyectable contiene 1.000 UI de Heparina sódica. Cada vial (5 ml) contiene 5.000 UI de Heparina sódica.

HEPARINA LEO PHARMA 5.000 UI/ml, solución inyectable: Cada ml de solución inyectable contiene 5.000 UI de Heparina sódica. Cada vial (5 ml) contiene 25.000 UI de Heparina sódica.

Excipientes: ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Solución inyectable.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas - Profilaxis y tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa: trombosis venosa profunda y tromboembolismo pulmonar. - Tratamiento del tromboembolismo arterial periférico. - Tratamiento de la enfermedad coronaria: angina inestable e infarto de miocardio. - Prevención de la coagulación en el circuito de circulación extracorpórea durante la hemodiálisis y en cirugía cardiaca y vascular. - Tratamiento inicial de la trombosis en la coagulación intravascular diseminada.

4.2 Posología y forma de administración Heparina sódica debe administrarse mediante inyección intravenosa intermitente, perfusión intravenosa o inyección subcutánea profunda.

Debe evitarse la administración por vía intramuscular debido al riesgo de formación de hematomas en el lugar de inyección.

El efecto biológico de la Heparina puede controlarse, por ejemplo, mediante la determinación del tiempo de tromboplastina parcial activada (TTPA). La dosis se considera adecuada cuando el TTPA es de 1,5 a 2,5 veces superior al control.

Adultos:

Profilaxis de la enfermedad tromboembólica venosa: 5.000 UI, por vía subcutánea, cada 8-12 horas durante 7 días o hasta que el paciente deambule. En pacientes quirúrgicos la primera inyección se administrará 1 - 2 horas antes de la intervención. En pacientes no quirúrgicos la duración del tratamiento coincidirá con la duración del riesgo tromboembólico.

Tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa: La dosis de tratamiento depende de la forma de administración utilizada, siendo:

- Perfusión intravenosa continua: administrar una inyección iv en bolo de 5.000 UI y a continuación una perfusión continua de 32.000 UI cada 24 horas.

- Inyección intravenosa intermitente: administrar una dosis inicial de 10.000 UI seguida de una dosis de 5.000-10.000 UI cada 4-6 horas. Las inyecciones pueden administrarse sin diluir o diluidas en 50-100 ml de solución fisiológica.

- Inyección subcutánea profunda: administrar inicialmente una inyección iv en bolo de 5.000 UI, seguida de 10.000 - 20.000 UI por vía subcutánea y continuar con 8.000 - 10.000 UI cada 8 horas por vía subcutánea o de 15.000 - 20.000 UI cada 12 horas por vía subcutánea.

El tratamiento con anticoagulantes orales debe iniciarse en el segundo día de tratamiento. El tratamiento con Heparina debe continuar durante al menos 5 días o hasta que se haya establecido una anticoagulación oral adecuada.

Debe monitorizarse la actividad de la Heparina de acuerdo al TTPA.

Tratamiento del embolismo arterial periférico agudo: Administrar una inyección iv bolo de 5.000 UI y a continuación una perfusión intravenosa continua de 32.000 UI durante 24 horas.

Debe monitorizarse la actividad de la Heparina de acuerdo al TTPA.

Tratamiento de la angina inestable: Administrar una inyección en bolo intravenoso de 75 UI/kg de peso corporal, seguido de la perfusión intravenosa de 1.250 UI/hora, controlando los valores de TTPA. La administración puede continuar durante más de 48 horas o hasta que desaparezca el dolor.

Se recomienda el tratamiento concomitante con dosis bajas de ácido acetilsalicílico.

Tratamiento del infarto de miocardio: a) Pacientes que hayan recibido terapia trombolítica Administrar una inyección en bolo intravenoso de aproximadamente 60 UI/kg de peso corporal (máximo 4.000 UI) y una dosis de mantenimiento inicial de 12 UI/kg/hora (máximo 1.000 UI), controlando los valores de TTPA, durante 48 horas.

En caso de que exista un elevado riesgo de tromboembolismo venoso o sistémico, deberán mantenerse los valores del TTPA una vez transcurridas las 48 horas iniciales, manteniendo la administración intravenosa o administrando 17.500 UI por vía subcutánea, cada 12 horas.

b) Pacientes que no hayan recibido terapia trombolítica y tengan un elevado riesgo de embolismo pulmonar o sistémico

MINISTERIO Administrar una inyección en bolo intravenoso de 75 UI/kg, seguido de una perfusión intravenosa de 1.000 a 1.200 UI/h, controlando los valores de TTPA.

Prevención de la coagulación en el circuito de circulación extracorpórea durante la hemodiálisis: En hemodiálisis, la dosis debe ajustarse individualmente teniendo en cuenta las características del paciente, así como las condiciones técnicas en las que se realiza la diálisis. La dosis inicial recomendada es de 1.000 - 5.000 UI. La dosis de mantenimiento es de 1.000 - 2.000 UI por hora.

Prevención de la coagulación en el circuito de circulación extracorpórea en cirugía cardiaca y vascular: Se recomienda administrar una dosis de Heparina ajustada en bolo de 60-100 UI/kg de peso corporal hasta alcanzar un tiempo de coagulación activada (TCA) de 250 a 300 s (si el TCA se determina por el método Hemo Tec) o de 300 a 350 s (si el TCA se determina por el método Hemochron).

En caso de emplearse concomitantemente inhibidores del receptor GPIIb/IIIA, se recomienda disminuir el bolo de Heparina a 50-70 UI/kg hasta alcanzar un TCA > 200 s (determinado por cualquiera de los dos métodos.

Tratamiento inicial de la trombosis en la coagulación intravascular diseminada: La dosis se ajustará al estado del paciente. Por regla general, la dosis máxima administrada intravenosamente es de 1.000 UI/hora, debido al riesgo de sangrado.

Mujeres embarazadas:

Profilaxis de la enfermedad tromboembólica venosa: La administración de 5.000 UI, por vía subcutánea, cada 8-12 horas, es habitualmente adecuada en los primeros meses de embarazo, pudiendo ser necesarias dosis de hasta 10.000 UI cada 12 horas, durante el tercer trimestre de embarazo.

Se aconseja una monitorización cuidadosa de acuerdo con el TTPA.

Tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa: Se recomienda la administración de Heparina en bolo intravenoso seguida de perfusión continua para mantener los valores de TTPA en el rango terapéutico durante al menos 5 días y a continuación dosis subcutáneas cada 12 horas ajustadas a los valores terapéuticos de TTPA, durante el resto del embarazo.

Profilaxis en mujeres embarazadas con válvulas cardiacas: Se recomienda la administración subcutánea cada 12 horas de Heparina a dosis ajustadas para mantener los valores de TTPA en el rango terapéutico.

Niños:

Tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa: Los niños deben recibir una dosis iv inicial de 75 UI/kg durante 10 min seguida de una dosis de mantenimiento administrada mediante perfusión intravenosa continua de 28 UI/kg/hora para niños de menos de 1 año o 20 UI/kg/hora en niños de más de 1 año.

La dosis de Heparina deberá ajustarse para mantener valores de TTPA de 60-85 segundos.

Forma de administración de la inyección subcutánea: Coger un pliegue de piel, sin presionar, entre los dedos pulgar e índice de una mano. Manteniendo este pliegue, insertar la aguja perpendicularmente al pliegue de la piel con la otra mano, es decir, en ángulo recto con la piel. Introducir cuidadosamente la aguja e inyectar lentamente la dosis necesaria en el tejido graso de la piel. Retirar la aguja después de la inyección y soltar la piel.

4.3 Contraindicaciones - Hipersensibilidad conocida a la Heparina o a cualquiera de los componentes de la especialidad. - Pacientes con hemorragia activa o con incremento del riesgo hemorrágico debido a alteraciones de la hemostasia, excepto las debidas a coagulación intravascular diseminada (CID) no inducida por Heparina. - Presencia o antecedentes de trombocitopenia inducida por Heparina mediada inmunológicamente (Tipo II). - Endocarditis bacteriana aguda. - Intervenciones quirúrgicas recientes en el sistema nervioso central, ojos u oídos. - Lesiones orgánicas susceptibles de sangrar (p. ej. úlcera péptica aguda, aneurismas o neoplasias cerebrales). - En pacientes que reciban Heparina con fines de tratamiento y no de profilaxis, está contraindicada la utilización de anestesia regional en las intervenciones quirúrgicas programadas.

4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo No debe administrarse por vía intramuscular.

La administración de la especialidad debe realizarse con precaución en caso de que se presente hipertensión arterial no controlada, antecedentes de úlcera gastroduodenal, trombocitopenia (Tipo I), nefrolitiasis y/o uretrolitiasis, enfermedad vascular de coroides y retina o en pacientes que reciban Heparina con fines de profilaxis y no de tratamiento sometidos a anestesia espinal o epidural y/o punción lumbar o insuficiencia renal y/o hepática grave.

Se han comunicado casos de trombocitopenia leve (Tipo I) al inicio del tratamiento con Heparina con recuento de plaquetas entre 100.000/mm3 y 150.000/mm3 debido a una activación plaquetaria temporal (ver 4.8: Reacciones adversas). Por regla general no se producen complicaciones y el tratamiento puede continuar.

En raras ocasiones se han observado casos de trombocitopenia grave mediada por anticuerpos (Tipo II) con recuentos de plaquetas claramente inferiores a 100.000/mm3 (ver 4.8: Reacciones adversas). Estos efectos suelen aparecer entre el 5º y el 21º día de tratamiento, aunque pueden manifestarse mucho antes si hay antecedentes de trombocitopenia inducida por Heparina.

Se recomienda realizar recuento de plaquetas al inicio del tratamiento con Heparina y posteriormente controles periódicos hasta finalizar el mismo. En caso de una reducción significativa de plaquetas (50%) asociada con resultados positivos o desconocidos del test in vitro de anticuerpos plaquetarios en presencia de Heparina, el tratamiento debe discontinuarse inmediatamente y se iniciará una terapia alternativa.

La Heparina puede inhibir la secreción adrenal de aldosterona dando lugar a hiperpotasemia (ver 4.8: Reacciones adversas) especialmente en pacientes que padezcan diabetes mellitus, alteración renal crónica, acidosis metabólica ya existente, niveles de potasio en plasma elevados o que tomen fármacos ahorradores de potasio. El riesgo de hiperpotasemia parece incrementarse con la duración de la terapia, aunque normalmente es reversible. En pacientes de riesgo, deben determinarse los niveles plasmáticos de potasio antes de iniciar el tratamiento con Heparina y deben monitorizarse regularmente si el tratamiento se prolonga durante más de 7 días.

En pacientes sometidos a anestesia epidural o espinal o a punción lumbar, la administración de Heparina con fines profilácticos se ha asociado muy raramente a la aparición de hematomas epidurales o espinales, con el resultado final de parálisis prolongada o permanente. Este riesgo se incrementa por el uso de catéteres epidurales o espinales para anestesia, la administración concomitante de medicamentos con efecto sobre la coagulación como antiinflamatorios no esteroídicos (AINEs), antiagregantes plaquetarios o anticoagulantes, y por las punciones traumáticas o repetidas.

A la hora de decidir el intervalo de tiempo que debe transcurrir entre la administración de Heparina a dosis profilácticas y la inserción o retirada de un catéter espinal o epidural, deben tenerse en cuenta las características del paciente y del producto, debiendo de transcurrir al menos cuatro horas. Una vez insertado o retirado el catéter, deberán transcurrir al menos 4 horas hasta la administración de una nueva dosis de Heparina. La siguiente dosis deberá retrasarse hasta que la intervención quirúrgica haya finalizado.

Si bajo criterio médico se decide administrar tratamiento anticoagulante durante un procedimiento anestésico espinal o epidural, debe extremarse la vigilancia del paciente para detectar precozmente cualquier signo o síntoma de deterioro neurológico, como dolor lumbar, déficit sensorial y motor (entumecimiento y debilidad de extremidades inferiores) y trastornos funcionales del intestino o vejiga. El personal de enfermería debe ser entrenado para detectar tales signos y síntomas. Asimismo, se advertirá a los pacientes que informen inmediatamente al médico o personal de enfermería si experimentan cualquiera de los síntomas antes descritos.

Si se sospecha la aparición de algún signo o síntoma sugestivo de hematoma espinal o epidural, deben realizarse las pruebas diagnósticas con carácter de urgencia e instaurar el tratamiento adecuado, incluyendo la descompresión medular.

Uso en niños: Por contener alcohol bencílico como excipiente, no se recomienda la administración de este medicamento a niños recién nacidos, especialmente en niños prematuros inmaduros.

Uso en ancianos Se ha observado en pacientes ancianos (especialmente mujeres) un incremento en el riesgo de hemorragias durante el tratamiento con Heparina, particularmente si además padecían una insuficiencia renal y/o hepática.

4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

MINISTERIO El efecto de la Heparina puede verse potenciado por la administración conjunta de fármacos que pueden modificar la hemostasia, tales como anticoagulantes orales, antiinflamatorios no esteroideos, antiagregantes plaquetarios (ticlopidina), corticosteroides, dextranos, fibrinolíticos, altas dosis de penicilina y algunas cefalosporinas (cefamandol, cefoperazona), algunos medios de contraste, asparaginasa y epoprosterenol, ya que estos fármacos potencian el efecto farmacológico de la Heparina al interferir con los mecanismos de la coagulación y/o la función plaquetar, con el consiguiente incremento del riesgo de sangrado. Cuando sea imprescindible dicha asociación, deberá realizarse un cuidadoso control analítico y clínico.

Asimismo, se actuará con precaución cuando se administre conjuntamente con alprostadilo, ya que éste puede potenciar el efecto anticoagulante de la Heparina e incrementar el riesgo de hemorragia, además de aumentar el tiempo parcial de tromboplastina y el tiempo de protrombina.

La Heparina puede aumentar el efecto de antidiabéticos orales, benzodiazepinas (clordiazepóxido, diazepam, oxazepam) o propranolol.

Los fármacos que incrementan la concentración de potasio sérico sólo deberán administrarse bajo supervisión médica (ver 4.4: Advertencias y precauciones especiales de empleo).

La nitroglicerina reduce la actividad de la Heparina cuando ambos fármacos se administran simultáneamente por vía intravenosa, pudiendo ser necesario un ajuste de la dosis de Heparina.

4.6 Embarazo y lactancia Embarazo La heparina no atraviesa la placenta, sin embargo, su uso durante el embarazo ha sido asociado a efectos secundarios, incluyendo muerte perinatal y prematuridad. El mecanismo de los efectos adversos de la heparina es indirecto y no está determinado. Se han dado casos aislados de osteoporosis materna. Aunque la heparina es el anticoagulante de elección durante el embarazo, no está libre de riesgo, por lo que se debe usar con precaución, especialmente durante el último trimestre y el periodo inmediato al posparto, a causa de riesgo de hemorragia materna.

Lactancia Este medicamento no se excreta con la leche materna debido a su alto peso molecular. Sin embargo, se han descrito casos de desarrollo rápido de osteoporosis grave (de 2 a 4 semanas) y alteraciones vertebrales en mujeres en periodo de lactancia tratadas con heparina.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinaria No se han descrito.

4.8 Reacciones adversas Las reacciones adversas notificadas con mayor frecuencia son episodios de sangrado, aumento reversible de los enzimas hepáticos, trombocitopenia reversible y reacciones

MINISTERIO cutáneas diversas. En muy raras ocasiones se han notificado reacciones alérgicas generalizadas, necrosis cutánea y priapismo.

Basándose en los datos post-comercialización, el "porcentaje comunicado" total de efectos adversos es muy raro, siendo de 4:100.000 tandas de tratamiento/profilaxis.

A continuación se enumeran las reacciones adversas según la Clasificación de Órganos y Sistemas de MedDRA.

· Alteraciones vasculares Hemorragias.

Complicaciones hemorrágicas que pueden afectar cualquier órgano, particularmente cuando se administran altas dosis.

· Alteraciones del sistema linfático y sanguíneo Trombocitopenia.

La Heparina puede dar lugar a trombocitopenia, bien mediante un efecto directo o a través de un efecto inmunológico que produce un anticuerpo agregante plaquetar (ver 4.4: Advertencias y precauciones especiales de empleo). Reversible al interrumpir el tratamiento.

· Alteraciones hepáticas Elevación de los niveles de transaminasas, gamma-GT, LDH y lipasas.

Generalmente, este incremento es reversible, una vez se interrumpe el tratamiento.

· Alteraciones generales y en el lugar de administración Reacciones en el lugar de inyección.

Puede producirse una irritación local cuando se inyecta subcutáneamente.

· Alteraciones del sistema inmunológico Reacción alérgica. Reacción anafiláctica.

· Alteraciones de la piel y el tejido subcutáneo Erupción cutánea (Rash). Urticaria. Prurito. Necrosis de la piel.

Se han comunicado varios tipos de erupciones cutáneas, tales como erupción eritematosa y maculopapular.

· Alteraciones del sistema reproductor Priapismo.

Con las Heparinas no fraccionadas puede producirse hipoaldosteronismo, asociado con hiperpotasemia y acidosis metabólica (especialmente en pacientes con insuficiencia renal y diabetes mellitus). Se ha comunicado caída de pelo transitoria y osteoporosis relacionadas con el tratamiento con Heparina no fraccionada.

Muy raramente, se han comunicado casos de hematomas espinales y epidurales asociados al uso profiláctico de Heparina en el contexto de un procedimiento anestésico -epidural o espinal- y de una punción lumbar. Estos hematomas han tenido como resultado final diferentes grados de deterioro neurológico, incluyendo parálisis prolongada o permanente (ver sección 4.4: Advertencias y precauciones especiales de empleo).

4.9 Sobredosificación El sangrado es el principal signo de sobredosificación con Heparina. Como la Heparina se elimina rápidamente, en caso de hemorragias menores es suficiente la interrupción del tratamiento. Si se trata de hemorragias graves, el efecto de la Heparina se neutralizará mediante la inyección lenta de sulfato de protamina por vía intravenosa. 1 mg de sulfato de protamina neutraliza aproximadamente 100 UI de Heparina. No obstante, la cantidad de sulfato de protamina varía en función del tiempo transcurrido entre el momento de la inyección de Heparina y el momento en que se desee neutralizar el efecto y la dosis inyectada.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1 Propiedades farmacodinámicas Grupo farmacoterapéutico: B01AB01.

La Heparina es una mezcla heterogénea de polisacáridos sulfatados con pesos moleculares comprendidos entre 1.500 y 35.000, siendo el peso molecular medio de 15.000.

La Heparina previene la coagulación de la sangre in vivo e in vitro. Actúa potenciando la inhibición de diversos factores de coagulación activados incluyendo la trombina y el factor X.

La Heparina incrementa el tiempo de coagulación de forma inmediata tras su administración y durante hasta 6 horas tras inyección intravenosa y durante aproximadamente 8 horas tras inyección subcutánea.

5.2 Propiedades farmacocinéticas La Heparina no se absorbe desde el tracto gastrointestinal. Tras administración intravenosa o subcutánea, se une extensamente a proteínas plasmáticas.

La vida media depende de la dosis y de la vía de administración, así como del método de cálculo utilizado, existiendo además una gran variabilidad inter- e intra-individual, por ello, se ha situado entre 1 y 6 horas, con un valor medio de 1,5 horas. Estos valores pueden prolongarse ligeramente en caso de insuficiencia renal, disminuyen en pacientes con un embolismo pulmonar y pueden tanto aumentar como disminuir en pacientes con insuficiencia hepática.

La Heparina se elimina a nivel de sistema reticuloendoteliar. Se excreta con la orina, principalmente metabolizada, aunque administrada a dosis altas, hasta un 50% se elimina inalterada.

MINISTERIO 5.3 Datos preclínicos sobre seguridad No hay datos preclínicos relevantes para el prescriptor adicionales a los que ya se han incluido en otras secciones de la Ficha Técnica.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1 Relación de excipientes Alcohol bencílico Parahidroxibenzoato de metilo Parahidroxibenzoato de propilo Citrato de sodio Cloruro de sodio Agua para preparaciones inyectables Ácido clorhídrico (ajustador de pH)

6.2 Incompatibilidades La Heparina sódica no debe mezclarse con otras soluciones para inyección y/o perfusión.

6.3 Período de validez 3 años.

6.4 Precauciones especiales de conservación No conservar a temperatura superior a 25º C.

6.5 Naturaleza y contenido del recipiente Viales de vidrio incoloro tipo I, con tapón de goma de clorobutilo, cápsula de aluminio y cubierta de polipropileno. HEPARINA LEO PHARMA 1.000 UI/ml, solución inyectable se presenta en envases conteniendo 10 ó 50 viales con 5 ml de solución. HEPARINA LEO PHARMA 5.000 UI/ml, solución inyectable se presenta en envases conteniendo 5 ó 50 viales con 5 ml de solución.

6.6 Instrucciones de uso/manipulación Ninguna.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

LABORATORIOS LEO PHARMA, S.A. Marina, 16-18, 8º 08005 Barcelona

8. NÚMERO DE LA AUTORIZACIÓN DE COMECIALIZACIÓN

66.369

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/REVALIDACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Octubre de 2.004

MINISTERIO 10. FECHA DE REVISIÓN DEL TEXTO