prospectos.org

MIRTAZAPINA FLAS STADA 30 mg comprimidos bucodispersables, 30 comprimidos



Ficha

Información Basica del medicamento

separador
Principio activo: MIRTAZAPINA
Codigo Nacional: 659398
Codigo Registro: 69009
Nombre de presentacion: MIRTAZAPINA FLAS STADA 30 mg comprimidos bucodispersables, 30 comprimidos
Laboratorio: LABORATORIO STADA, S.L.
Fecha de autorizacion: 2007-06-25
Estado: Autorizado
Fecha de estado: 2007-06-25

Prospecto

Toda la información del medicamento

separador

NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Mirtazapina Flas STADA 15 mg comprimidos bucodispersables EFG Mirtazapina Flas STADA 30 mg comprimidos bucodispersables EFG COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada comprimido bucodispersable contiene 15 mg o 30 mg de mirtazapina. Excipientes: aspartamo 6,0 o 12,0 mg. Para la lista completa de excipientes, ver sección 6.1. FORMA FARMACÉUTICA

Comprimidos bucodispersables. Comprimidos de 15 mg: comprimidos blancos o casi blancos, redondos, 8 mm de diámetro, biconvexos, no recubiertos y con la marca M1. Comprimidos de 30 mg: comprimidos blancos o casi blancos, redondos, 10 mm de diámetro, biconvexos, no recubiertos y con la marca M2. DATOS CLÍNICOS

Indicaciones terapéuticas

Episodio de depresión mayor Posología y forma de administración

Para administración oral. Con las manos secas póngase el comprimido en la lengua donde es rápidamente disuelto. El comprimido bucodispersable debe tomarse con agua y con o sin alimentos. Para facilitar una adecuada dosificación, mirtazapina comprimidos bucodispersables está disponible en 2 dosis. Adultos La dosis inicial es preferiblemente de 15 o 30 mg, tomados por la noche. La dosis de mantenimiento es habitualmente de entre 15 y 45 mg al día. Pacientes ancianos La dosis recomendada es la misma que para los adultos. Cualquier cambio, especialmente incrementos de dosis debe realizarse con cuidado y bajo estrecha supervisión. Niños y adolescentes (menores de 18 años) Mirtazapina no debe utilizarse en el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años (ver sección 4.4). Insuficiencia renal o hepática La eliminación de mirtazapina puede ser más lenta en pacientes con insuficiencia renal o hepática. Debe tenerse en cuenta en la prescripción de mirtazapina a estos pacientes. Los comprimidos de mirtazapina pueden administrarse una vez al día, dado que la semivida es de 20 a 40 horas. El medicamento debe administrarse preferiblemente como dosis única antes de acostarse. La dosis diaria también puede dividirse en dos dosis administradas por la mañana y por la noche. La dosis mayor debe administrarse por la noche. El efecto antidepresivo de mirtazapina normalmente se hace evidente tras 1 o 2 semanas de uso. El tratamiento con una dosis adecuada deberá proporcionar una respuesta positiva en 2-4 semanas. Si la respuesta es insuficiente, la dosis puede aumentarse hasta la dosis máxima. Una vez obtenido el efecto clínico óptimo y el paciente no tiene síntomas, el tratamiento debe continuarse de 4 a 6 meses, hasta que pueda considerarse un abandono gradual. Si no se observa respuesta clínica en 2 a 4 semanas de tratamiento con la dosis máxima, el tratamiento debe

abandonarse de manera gradual. Es necesaria una reducción gradual de la dosis para evitar los síntomas de retirada. Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la mirtazapina o a cualquiera de los excipientes. Advertencias y precauciones especiales de empleo

Uso en niños y adolescentes menores de 18 años

No debe utilizarse la mirtazapina para el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años. En ensayos clínicos se ha observado una mayor frecuencia de comportamientos suicidas (intentos de suicidio y pensamientos de suicidio) y hostilidad (predominantemente agresión, comportamiento de oposición y enfado) en niños y adolescentes tratados con antidepresivos que en aquellos tratados con placebo. Si, basándonos en una necesidad clínica, la decisión del tratamiento es, sin embargo, tomada, la aparición de síntomas suicidas en los pacientes debe ser cuidadosamente monitorizada. Además, no se dispone de datos de seguridad a largo plazo en niños y adolescentes en lo que se refiere al crecimiento, maduración y desarrollo del conocimiento y del comportamiento. En pacientes tratados con mirtazapina se ha descrito depresión de la médula ósea, que normalmente se presenta como granulocitopenia o agranulocitosis. Este efecto se observa habitualmente tras 4 a 6 semanas de tratamiento, pero habitualmente desaparece tras la supresión del tratamiento. Sin embargo, en casos muy raros, la agranulocitosis puede ser mortal. En ensayos clínicos con mirtazapina también se ha descrito en raros casos una agranulocitosis reversible. En el periodo post comercialización de mirtazapina, se han descrito agranulocitosis en muy raros casos, en su mayoría reversible, pero en algunos casos mortal. Todos los casos mortales se dieron en pacientes mayores de 65 años. El médico deberá vigilar la aparición de fiebre, dolor de garganta, estomatitis u otros signos y síntomas que sugieran infección. Si se dan tales síntomas, debe interrumpirse el tratamiento y realizarse un hemograma. El medicamento debe tomarse con precaución y debe ser cuidadosamente monitorizado en pacientes con: -epilepsia y síndrome afectivo orgánico; aunque la experiencia clínica indica que los ataques epilépticos son raros durante el tratamiento con mirtazapina, como con otros antidepresivos, el tratamiento con mirtazapina debe iniciarse con precaución en pacientes con historial de ataques. El tratamiento debe interrumpirse en pacientes que desarrollen ataques, o en caso de un aumento en la frecuencia de los ataques. No deben administrarse antidepresivos en pacientes con ataques epilépticos inestables y los pacientes con epilepsia controlada deben ser cuidadosamente monitorizados. -insuficiencia hepática o renal -enfermedades cardíacas como alteraciones de la conducción, angina de pecho e infarto de miocardio reciente, situaciones en las que deberán tomarse las precauciones habituales y administrar con precaución los medicamentos concomitantes -hipotensión.

Al igual que con otros antidepresivos deben tomarse precauciones cuando se administre este medicamento en pacientes que se encuentren en las siguientes situaciones: -alteraciones de la micción como hiperplasia prostática (aunque la mirtazapina es sólo ligeramente anticolinérgica) -glaucoma agudo de ángulo estrecho y presión intraocular elevada (durante el tratamiento con mirtazapina, el riesgo de estos problemas es muy bajo debido al bajo efecto anticolinérgico de mirtazapina) -obstrucción gastrointestinal o íleo (durante el tratamiento con mirtazapina, el riesgo de sufrir estos problemas es muy bajo por el bajo efecto anticolinérgico de mirtazapina)

MINISTERIO -diabetes mellitus. En pacientes con diabetes, los antidepresivos pueden alterar el control glucémico. Puede requerirse un ajuste de la dosis de insulina y/o del hipoglucémico oral y se recomienda una cuidadosa monitorización. El tratamiento debe suspenderse si se presenta ictericia.

Al igual que con otros antidepresivos, deben tenerse en cuenta los siguientes factores: -puede darse un empeoramiento de los síntomas psicóticos cuando se administran antidepresivos a pacientes con esquizofrenia u otras alteraciones psicóticas; pueden intensificarse los pensamientos paranoides -si se trata la fase depresiva del trastorno bipolar puede revertir a la fase maníaca. En caso de reacción maníaca, debe interrumpirse el tratamiento -suicidio/pensamientos suicidas: la depresión está asociada con un aumento del riesgo de pensamientos suicidas, autolesiones y suicidio (eventos relacionados con el suicidio). El riesgo persiste hasta que no se produce una remisión significativa. Dado que puede que no haya una mejora en las primeras semanas o más de tratamiento, los pacientes deben ser cuidadosamente monitorizados hasta que se produzca dicha mejora. Por experiencia clínica, el riesgo de suicidio se ve incrementado en las primeras etapas de la recuperación. Los pacientes con historial de eventos relacionados con el suicidio, o aquellos con una grado significativo de ideas suicidas previamente el inicio del tratamiento son los que tienen un mayor riesgo de pensamientos suicidas o intentos de suicidio y deben ser cuidadosamente monitorizados durante el tratamiento. Además, existe la posibilidad de un incremento en el riesgo de comportamientos suicidas en jóvenes. Debe alertarse a los pacientes (y cuidadores) de la necesidad de monitorizar con emergencia dichos eventos y buscar ayuda médica inmediatamente en caso de que se presenten dichos síntomas. Respecto a la posibilidad de suicidio, en particular al inicio del tratamiento, tan sólo se deben proporcionar al paciente una cantidad limitada de comprimidos de mirtazapina. aunque los antidepresivos no producen dependencia, la suspensión brusca de tratamiento después de la administración a largo plazo puede causar ansiedad, agitación, náuseas, dolor de cabeza y malestar -los pacientes ancianos son más frecuentemente sensibles, especialmente a los efectos adversos de los antidepresivos. En los ensayos clínicos de mirtazapina, no se ha informado de la aparición de efectos adversos más frecuentemente en los pacientes ancianos que en otros grupos de edad. Sin embargo, la experiencia hasta el momento es limitada. -las interacciones de mirtazapina con otros medicamentos serotoninérgicos (p.ej. inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRSs)) está descrita en la sección 4.5.

El síndrome serotoninérgico (caracterizado por grupos de síntomas como hipertermia, rigidez, mioclonías e inestabilidad autonómica con posibles fluctuaciones rápidas de los signos vitales, cambios en el estado mental incluyendo confusión, irritabilidad, agitación extrema progresando a delirio y coma) ocurre muy raramente en pacientes tratados sólo con mirtazapina.

Mirtazapina Flas STADA contiene aspartamo, que es una fuente de fenilalanina. La fenilalanina puede ser dañina para los pacientes con fenilcetonuria. Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

Interacciones farmacodinámicas Mirtazapina no debe administrarse simultáneamente con inhibidores de la monoamino oxidasa (MAO) ni en las dos semanas posteriores a la finalización del tratamiento con la terapia inhibidora de la MAO. Mirtazapina puede potenciar los efectos sedantes de las benzodiazepinas y otras sustancias sedantes. Deben tomarse precauciones cuando estos medicamentos se prescriben junto con

MINISTERIO mirtazapina ya que pueden dar como resultado la potenciación de sus efectos adversos depresores del sistema nervioso central. Mirtazapina puede potenciar la acción depresiva del alcohol sobre el sistema nervioso central y viceversa; por tanto los pacientes deben ser advertidos de que eviten las bebidas alcohólicas. Si se utilizan concomitantemente con mirtazapina otros medicamentos serotoninérgicos (p.ej. ISRSs, inhibidores no selectivos de la recaptación de serotonina (INSRSs) como venlafaxina, antidepresivos tricíclicos (TCAs) y tramadol), hay un riesgo de interacción que puede conducir al desarrollo de un síndrome sertotoninérgico. De la experiencia post comercialización, el síndrome serotoninérgico ocurre muy raramente en pacientes tratados con mirtazapina en combinación con ISRSs o venlafaxina (INSRS). Si la combinación es considerada terapéuticamente necesaria, se deben realizar cambios en la dosificación y se debe realizar una cuidadosa monitorización de los signos del inicio de una sobreestimulación serotoninérgica mantenida. No se han observado efectos clínicos relevantes o cambios farmacocinéticos en pacientes con tratamiento concomitante de mirtazapina y litio. Interacciones farmacocinéticas La mirtazapina se metaboliza casi completamente por el citocromo P450 (CYP) 2D6 y CYP3A4, y en menor grado por el CYP1A2. Un estudio de interacción en voluntarios sanos mostró que la paroxetina, un inhibidor CYP2D6, no tenía influencia en la farmacocinética de la mirtazapina en el estado estacionario. La co- administración del potente inhibidor del CYP3A4,ketoconazol, aumentó los niveles plasmáticos máximos y el área bajo la curva de mirtazapina en aproximadamente un 40% y un 50% respectivamente. Se debe tener precaución al co-administrar mirtazapina con potentes inhibidores del CYP3A4, inhibidores de la proteasa del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), antifúngicos azólicos, eritromicina, ornefazodona. La carbamazepina, un inductor del CYP3A4, aumentó al doble el aclaramiento de mirtazapina, resultando una reducción de un 45% a 60% de las concentraciones plasmáticas de mirtazapina. Cuando se añade a la terapia con mirtazapina la carbamazepina u otro inductor del metabolismo hepático (como rifampicina o fenitoína), la dosis de mirtazapina puede tener que ser aumentada. Si el tratamiento con estos medicamentos se abandona, puede ser necesario reducir la dosis de mirtazapina. La biodisponibilidad de la mirtazapina aumentó en más del 50% al administrarse conjuntamente con cimetidina. Puede ser necesario disminuir la dosis de mirtazapina en caso de iniciar un tratamiento concomitante con cimetidina o aumentarla cuando finaliza el tratamiento con este medicamento. En los estudios in vivo sobre interacciones, la mirtazapina no influyó en la farmacocinética de la risperidona (sustrato de CYP2D6) paroxetina (sustrato e inhibidor de la CYP2D6), carbamazepina (sustrato e inductor de la CYP3A4), amitriptilina ni cimetidina. La mirtazapina en dosis de 30 mg una vez al día provocó un pequeño pero estadísticamente significativo aumento en el INR (internacional normalised ratio) en pacientes tratados con warfarina. No puede ser excluido un efecto más pronunciado a dosis mayores de mirtazapina. Es aconsejable monitorizar el INR en caso de tratamiento concomitante de mirtazapina y warfarina. Embarazo y lactancia

No hay datos adecuados sobre el uso de mirtazapina en mujeres embarazadas. Los estudios en animales no han mostrado ningún efecto teratogénico o toxicidad reproductiva de relevancia clínica (ver sección 5.3). El riesgo potencial en humanos es desconocido. Mirtazapina no debe utilizarse durante el embarazo a no ser que sea claramente indicado, siguiendo una cuidadosa evaluación de beneficio/riesgo clínico. Se desconoce si mirtazapina se excreta en leche materna. Los experimentos en animales muestran que mirtazapina se excreta en cantidades muy pequeñas por la leche. La decisión sobre si continuar/abandonar la lactancia o continuar/abandonar la terapia con mirtazapina debe ser tomada teniendo en cuenta el beneficio de la lactancia en el niño y el beneficio de la terapia con mirtazapina en la mujer. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

Mirtazapina tiene una influencia moderada en la capacidad para conducir y utilizar máquinas. Mirtazapina puede disminuir la concentración y la alerta, especialmente al inicio del tratamiento. Esto debe ser considerado antes de realizar actividades que requieran una especial alerta y concentración, como conducir o manejar maquinarias peligrosas. Somnolencia, una reacción adversa común, también representa un riesgo. Reacciones adversas

Los pacientes con depresión presentan varios síntomas relacionados con la enfermedad misma. Por tanto, a veces es difícil diferenciar los síntomas que son resultado de la propia enfermedad o debidos al tratamiento con mirtazapina.

Se aplica, por tanto, la siguiente clasificación por frecuencias: Muy frecuentes ( 1/10); frecuentes ( 1/100, < 1/10); poco frecuentes ( 1/1.000, < 1/100); raras ( 1/10.000, < 1/1.000); muy raras (< 1/10.000), desconocidas (no puede ser estimado con los datos disponibles).

Trastornos de la sangre y del sistema linfático Raros: depresión de la médula ósea (granulocitopenia, agranulocitosis, anemia aplásica y trombocitopenia) (ver también sección 4.4), eosinofilia.

Trastornos del sistema nervioso Frecuentes: somnolencia (que puede afectar negativamente a la concentración), generalmente durante las primeras semanas de tratamiento (Nota: En general, la reducción de dosis no produce menor sedación sino que además puede comprometer la eficacia antidepresiva): vértigos y dolor de cabeza. Raros: síncope, convulsiones (ataques), temblores, mioclonías, parestesias, y piernas inquietas. Muy raros: síndrome serotoninérgico, parestesia oral.

Trastornos gastrointestinales Poco frecuentes: náuseas Raros: boca seca y diarrea, vómitos Muy raros: hipoestesia oral, edema bucal

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo Raros: exantema

Trastornos musculoesqueléticos, del tejido conectivo y de los huesos Raros: artralgia y mialgia

Trastornos endocrinos Raros: hiponatremia La mayoría de los casos se han asociado a pacientes ancianos

Trastornos del metabolismo y la nutrición Frecuentes: aumento de apetito y de peso

Trastornos vasculares Raros: hipotensión (ortostática)

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración Frecuentes: edema general o localizado acompañado de aumento de peso Raros: fatiga Aunque mirtazapina no origina dependencia, la experiencia post comercialización muestra que una brusca finalización del tratamiento tras una administración a largo plazo puede, en ocasiones, generar síntomas de retirada. La mayoría de las reacciones de retirada son suaves y auto limitadas. Entre los síntomas de retirada descritos, nauseas, ansiedad y agitación son los más frecuentes. Según se informa en la sección 4.2, el tratamiento con mirtazapina debe ser interrumpido gradualmente.

Trastornos hepatobiliares Raros: elevación de los niveles de transaminasas hepáticas

Trastornos psiquiátricos Raros: agitación, inquietud psicomotora (incluyendo acatisia, hipercinesia), manía, confusión, alucinaciones, ansiedad*, insomnio*, y pesadillas/sueños intensos (*Ansiedad e insomnio, que pueden ser síntomas de la depresión, pueden desarrollarse y agravarse. En tratamiento con mirtazapina, el desarrollo o agravamiento de la ansiedad e insomnio han sido descritos muy raramente)

Sobredosis

La experiencia hasta el momento respecto a sobredosificación con mirtazapina sólo indica que los síntomas son en general leves. Se ha descrito depresión del sistema nervioso central con desorientación y sedación prolongada, junto con taquicardia e hiper o hipotensión leves. Sin embargo, existe la posibilidad de reacciones más serias (incluso mortales) a dosis muy superiores a la dosis terapéutica, especialmente en sobredosis mixtas. Los casos de sobredosificación deberán tratarse con carbono activo, apoyo de las funciones vitales y terapia sintomática. Puede considerarse el lavado gástrico, en caso necesario. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: otros antidepresivos (Código ATC: NO6AX11) Mirtazapina es un antagonista 2 presináptico, que aumenta la neurotransmisión noradrenérgica y serotoninérgica en el sistema nervioso central. El efecto serotoninérgico es el resultado de la acción específica en los receptores 5HT1, ya que la mirtazapina bloquea los receptores 5HT2 y 5HT3. Ambos enantiómeros de mirtazapina son agentes activos. El enantiómero S(+) bloquea los receptores 2 y 5HT2, y el enantiómero R(-) bloquea los receptores 5HT3. La actividad antagonista H1 es considerada responsable de las propiedades sedantes de mirtazapina. No presenta prácticamente actividad anticolinérgica y, a dosis terapéuticas, prácticamente no tiene efectos sobre el sistema cardiovascular. Propiedades farmacocinéticas

Absorción Después de la administración oral de mirtazapina comprimidos, el principio activo mirtazapina se absorbe bien y rápidamente (biodisponibilidad aproximada del 50%), alcanzando los niveles plasmáticos máximos después de aproximadamente 2 horas. La ingesta de alimentos no influye en la farmacocinética de mirtazapina.

Distribución

La unión de la mirtazapina a las proteínas plasmáticas es aproximadamente del 85%. El estado de equilibrio estacionario se alcanza en 3-4 días, sin que se produzca acumulación posteriormente. Mirtazapina presenta una farmacocinética lineal en el intervalo de dosis recomendado.

Metabolismo y eliminación El promedio de la semivida de eliminación es 20-40 horas; se han registrado ocasionalmente semividas más largas, de hasta 65 horas, pero en varones jóvenes se han observado semividas más cortas. Mirtazapina se metaboliza en su mayor parte y se elimina por vía renal y por las heces en pocos días. Las vías principales de biotransformación son la desmetilación y la oxidación, seguidas de conjugación. Los datos in vitro de los microsomas hepáticos humanos indican que los enzimas CYP2D6 y CYP1A2 del citocromo P450 están implicados en la formación del metabolito 8- hidroxi de la mirtazapina, mientras que se considera que el CYP3A4 es responsable de la formación de los metabolitos N-desmetil y N-óxido. El metabolito desmetil es farmacológicamente activo y su perfil farmacocinético es similar al principio activo no metabolizado.

Poblaciones especiales El aclaramiento de mirtazapina puede disminuir a causa de insuficiencia hepática o renal.

Datos preclínicos sobre seguridad

Los datos preclínicos no revelan un especial riesgo para humanos basándonos en los estudios convencionales de seguridad farmacológica, toxicidad a dosis repetida, carcinogenicidad, genotoxicidad o toxicidad reproductiva. Mirtazapina no indujo efectos de importancia clínica en estudios de seguridad a largo plazo en ratas y perros y estudios de toxicidad reproductiva en ratas y conejos. En estudios de toxicidad sobre la reproducción en ratas y conejos a niveles de dosis elevadas, de 20 y 17 veces la dosis máxima en humanos en base a mg/m2, respectivamente, no se observaron efectos teratogénicos. Hubo, sin embargo, un incremento en pérdidas post implantación, una reducción del peso de las crías, y una reducción de la supervivencia de las crías nacidos durante los primeros tres días de lactancia. Mirtazapina no se consideró genotóxica en una serie de ensayos de mutación génica y cromosómica y de alteración del ácido desoxirribonucléico (ADN). Los tumores de las glándulas tiroideas encontrados en un estudio de carcinogénesis en ratas y la neoplasia hepatocelular encontrada en un estudio de carcinogenicidad en ratones se consideran específicos de la especie, siendo respuestas no genotóxicas asociadas a un tratamiento a largo plazo con dosis altas de inductores de enzimas hepáticos.

DATOS FARMACÉUTICOS

Lista de excipientes

Manitol Celulosa microcristalina Carbonato de magnesio pesado Hidroxipropilcelulosa Crospovidona Sílice coloidal anhidra L-metionina

Celulosa microcristalina y goma guar (Avicel CE-15) Aspartamo (E951) Aroma de naranja Estearato de magnesio

Incompatibilidades

No aplicable Periodo de validez

2 años. Precauciones especiales de conservación

Blister: conservar en el embalaje original para protegerlo de la luz y de la humedad. Naturaleza y contenido del recipiente

Blíster Al/Al perforado con pestaña: Contenido: 6, 18, 30, 48, 90, 96, 180 (envase hospitalario de 18 x 10) comprimidos.

Puede que solo estén comercializados algunos tamaños de envases.

Precauciones especiales de eliminación

No se precisan requisitos especiales TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Laboratorio STADA, S.L. Frederic Mompou, 5 08960 Sant Just Desvern (Barcelona) NÚMERO(S) DE REGISTRO

FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN O DE LA RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN Junio 2007

FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO