prospectos.org

MORFINA CLORHIDRATO 1%, 10 ampollas de 1 ml



Ficha

Información Basica del medicamento

separador
Principio activo: MORFINA
Codigo Nacional: 656670
Codigo Registro: 937473
Nombre de presentacion: MORFINA CLORHIDRATO 1%, 10 ampollas de 1 ml
Laboratorio: LABORATORIOS SERRA PAMIES, S.A.
Fecha de autorizacion: 1962-03-01
Estado: Autorizado
Fecha de estado: 2007-09-10

Prospecto

Toda la información del medicamento

separador

1) DENOMINACIÓN DEL MEDICAMENTO

MORFINA CLORHIDRATO 1% solución inyectable MORFINA CLORHIDRATO 2% solución inyectable

2) COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Por ampolla de 1 ml: Morfina, hidrocloruro de 10 mg 20 mg

Para excipientes ver 6.1.

3) FORMA FARMACÉUTICA

Solución inyectable, pH = 3,3 ­ 3,8 Solución transparente, limpia, estéril, libre de precipitados.

4) DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas Está indicado en: - Tratamiento de dolor intenso. - Tratamiento de dolor asociado a infarto de miocardio - La morfina es el medicamento de elección en el tratamiento de insomnio producido por dolor intenso.

4.2 Posología y forma de administración Vía de administración subcutánea o intramuscular: - Adultos: dolor: 5 - 20 mg cada 4 horas, generalmente 10 mg de manera inicial, según necesidades y respuesta del paciente.

Vía intravenosa: - Adultos: dolor asociado a infarto: 2-15 mg pudiendo administrarse dosis en aumento (1-3 mg) hasta cada 5 minutos. En administración intravenosa continua (mediante perfusión), el ritmo inicial recomendado en adultos es de 0,8-10 mg/h ajustándolo posteriormente en función de la respuesta a un máximo de 80 mg/h. En casos de dolor especialmente intenso se han utilizado velocidades de infusión intravenosa hasta 440 mg/h. Vía epidural: - Adultos: 5 mg. En caso necesario, administrar al cabo de una hora dosis adicionales de 1 ó 2 mg, sin superar la dosis total de 10 mg /24 horas.

Vía intratecal: - Adultos: 0,2-1 mg/24 h.

Los ancianos y pacientes debilitados pueden precisar dosis inferiores a las correspondientes a los adultos.

En insuficiencia renal o hepática debe ajustarse la dosis al gradiente de incapacidad funcional del riñón o hígado.

4.3 Contraindicaciones La Morfina está contraindicada en: - Pacientes con alergia a la morfina u otros opiáceos - Pacientes en estados de shock - Pacientes en estados de anoxia, especialmente en presencia de cianosis - Pacientes con excesiva secreción bronquial y en el asma bronquial. - Pacientes con depresión respiratoria o enfermedad respiratoria obstructiva grave. - Está contraindicada en pacientes tratados con inhibidores de la mono-amino-oxidasa o durante los 10 días siguientes a la suspensión de tal tratamiento. - En caso de infección en el lugar de inyección y en pacientes con alteraciones graves de la coagulación, la administración por vía epidural o intratecal está contraindicada.

4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo.

La inyección intravenosa rápida de los analgésicos opiáceos puede causar reacciones anafiloctoideas, por lo que solo se efectuará por médicos con experiencia en esta administración y deberán haber disponibles un equipo para ventilación artificial y los medicamentos antagonistas de los opiáceos. La administración epidural o intratecal sólo la debe realizar un médico con experiencia en dichas técnicas, y deberán haber disponibles un equipo para ventilación artificial y los medicamentos antagonistas de los opiáceos.

De manera adicional cuando se administra este medicamento por vía epidural e intratecal los pacientes deben ser monitorizados adecuadamente durante como mínimo 24h. ya que puede producirse depresión respiratoria.

Cuando se administra Morfina por vía parenteral el paciente debe estar tumbado y deberá permanecer recostado para minimizar las reacciones adversas como hipotensión, mareo, aturdimiento, náuseas y vómitos.

Para la administración epidural o intratecal es preferible la inyección en la región lumbar, debido al aumento del riesgo de depresión respiratoria cuando se administra en la región torácica.

Si se administra morfina por vía epidural o intratecal durante el parto puede entrar con facilidad en la circulación fetal, pudiendo producir depresión respiratoria en el neonato, especialmente si es prematuro.

Antes de la administración epidural se debe comprobar la colocación correcta de la aguja o del catéter en el espacio epidural. Se puede realizar una aspiración para comprobar la presencia de líquido cefalorraquídeo o sangre que indicaría la colocación subdural o intravascular, respectivamente.

En pacientes con shock, la alteración de la perfusión puede evitar la absorción completa tras una administración intramuscular o subcutánea. La administración repetida puede dar lugar a una sobredosis debido a que se absorbe inesperadamente una cantidad excesiva cuando se recupera la circulación.

Precauciones - Pacientes con enfermedades obstructivas respiratorias, asma crónico - Enfermedades cardiovasculares, hipotensión y taquicardia. - En pacientes que se encuentren bajo tratamiento con fármacos que deprimen el SNC. - Adenoma de próstata, hipertrofia prostática o estenosis uretral: puede provocar retención urinaria. - Disfunción de la vesícula biliar: puede producir contracción de la vesícula biliar. - Enfermedad inflamatoria intestinal grave: puede aumentar el riesgo de megacolon tóxico, especialmente con dosis repetidas. - Hipotiroidismo: aumento del riesgo de depresión respiratoria y de depresión prolongada del sistema nervioso central. - Presión intracraneal elevada o lesión cerebral: eleva aún más la presión del líquido cefalorraquidio. Puede producir sedación y cambios en las pupilas que pueden enmascarar el curso clínico de la lesión craneal. - Se aconseja precaución al administrarlo en pacientes muy jóvenes, personas de edad avanzada, muy debilitados o con insuficiencia renal o hepática, que pueden ser más sensibles a los efectos de la morfina, especialmente la depresión respiratoria.

Este medicamento contiene menos de 23mg de sodio por dosis, esto es esencialmente "exento de sodio".

En insuficiencia renal o hepática debe ajustarse la dosis al gradiente de incapacidad funcional del riñón o hígado.

Uso en ancianos: Debe tenerse especial cuidado en ancianos debido a su sensibilidad exagerada. Los ancianos son más susceptibles a los efectos analgésicos de los agonistas opiáceos mostrando unos niveles plasmáticos más elevados y una mayor duración de la acción analgésica.

En pacientes alcohólicos o con historial de drogodependencia: Debe tenerse especial cuidado debido a predisposición del paciente a la drogadicción.

Dependencia y tolerancia

La administración repetida de Morfina puede producir dependencia y tolerancia, que se caracteriza por la necesidad de aumentar progresivamente la dosis, con dependencia psíquica y física. Existe tolerancia cruzada y dependencia cruzada entre opiáceos que actúen en los mismos receptores del dolor. La dependencia suele ocurrir después de 1-2 semanas de administrar dosis terapéuticas, aunque alguna dependencia puede presentarse a los 2 ó 3 días. La interrupción brusca de un tratamiento, en pacientes con dependencia física puede precipitar un síndrome de abstinencia. También pueden presentarse síntomas de abstinencia después de la administración de un antagonista opiáceo (Naloxona o Naltrexona) o de un agonista/antagonista (pentazocina) a pacientes con dependencia a opiáceos.

Puede producirse una dependencia fisiológica que se hace evidente por el síndrome de abstinencia que tiene lugar si se discontinua abruptamente un tratamiento. Sin tratamiento, la mayor parte de estos síntomas desaparecen en 5 a 14 días, aunque un síndrome de abstinencia secundario con irritabilidad, insomino y dolores musculares puede mantenerse durante varios meses.

Dopaje

Este medicamento contiene un componente que puede establecer un resultado analítico de control del dopaje como positivo. 4.5 Interacciones con otros medicamentos y otras formas de interacción

Algunos medicamentos, cuando se toman al mismo tiempo que el MORFINA CLORHIDRATO 1% o MORFINA CLORHIDRATO 2% pueden afectar al mecanismo de acción de la Morfina.

La administración conjunta de MORFINA CLORHIDRATO 1% o MORFINA CLORHIDRATO 2% con el alcohol etílico produce potenciación mutua de la toxicidad, con aumento de la depresión central.

Hay una serie de medicamentos con los que no se recomienda el uso de Morfina, a menos que sea estrictamente necesario ya que puede conllevar ciertos riesgos o trastornos y en caso de emplearlos conjuntamente debe reducirse la dosis de éstos y controlar estrictamente al paciente. Entre dichos medicamentos destacan:

- antidiarreicos antiperistálticos que pueden aumentar el riesgo de estreñimiento severo, así como la depresión del SNC.

- antihipertensivos, especialmente los bloqueantes ganglionares o diuréticos y otros medicamentos que producen hipotensión.

- antimuscarínicos u otros medicamentos con esta acción que aumentan el riesgo de estreñimiento severo, lo que puede ocasionar íleon paralítico y/o retención urinaria.

- inhibidores de la monoamino-oxidasa (IMAO) que al administrarlos junto con morfina se deben utilizar con precaución y en dosificación reducida.

- naltrexona, que precipita los síntomas de supresión en pacientes con dependencia física; éstos pueden aparecer a lo largo de 5 minutos después de administrar la naltrexona, persistir hasta 48 horas y ser difícilmente reversibles. Además, la naltrexona bloquea los efectos terapéuticos analgésicos. Aunque el uso de dosis aumentadas de morfina podrían superar el bloqueo de la naltrexona, no se deben utilizar ya que podrían dar lugar a un aumento y prolongación de la depresión respiratoria y colapso circulatorio.

Existe otro grupo de medicamentos que se caracteriza por aumentar los efectos de Morfina. Por tanto, se deben ajustar las dosis de ambos en caso de administrarlos conjuntamente. Entre ellos cabe mencionar:

- medicamentos que producen depresión del SNC, ya que la administración simultánea puede ocasionar aumentos de los efectos sobre el SNC, depresión respiratoria e hipotensión. Además, el uso simultáneo puede aumentar el riesgo de habituación.

- bloqueantes neuromusculares y posiblemente medicamentos que tengan alguna actividad bloqueante neuromuscular, que debido a la suma de los efectos de depresión respiratoria del

MINISTERIO bloqueo neuromuscular y los efectos de depresión respiratoria central del analgésico, pueden aumentar o prolongarse la depresión (apnea) o parálisis respiratoria.

- analgésicos agonistas de los opiáceos, cuya administración conjunta puede causar efectos aditivos en la depresión del SNC, depresión respiratoria e hipotensión.

- pentazocina, nalbufina y butorfanol, que pueden dar lugar a reacciones adversas aditivas. Las dos primeras pueden además precipitar síntomas de supresión y antagonizar los efectos de analgesia y depresión del SNC.

Hay un grupo de medicamentos que disminuyen el efecto de Morfina. Entre ellos se encuentran:

- buprenorfina, ya que compite en la unión a receptores µ. Aunque antagoniza los efectos de depresión respiratoria de dosis altas de morfina, puede hacer aparecer depresión respiratoria aditiva con dosis bajas de morfina.

- naloxona, que antagoniza los efectos analgésicos, depresores del SNC y depresores respiratorios, pudiendo además precipitar síntomas de supresión en pacientes con dependencia física si no se titula para tratar la sobredosis de morfina. Sin embargo, a dosis intravasculares bajas, la naloxona disminuye la incidencia de reacciones adversas.

MORFINA CLORHIDRATO 1 % o MORFINA CLORHIDRATO 2 % puede alterar el valor de las siguientes determinaciones analíticas: - Sangre: aumento (biológico) de creatina kinasa y prolactina. - Reducción (biológica) de testosterona.

4.6 Embarazo y Lactancia.

Embarazo: Se debe evaluar la relación riesgo-beneficio ya que la morfina atraviesa la placenta. El uso regular durante el embarazo puede producir dependencia física en el feto, lo que ocasiona síntomas de abstinencia en el neonato (tales como irritabilidad, convulsiones, llanto excesivo, reflejos hiperactivos, bostezos, estornudos, aumento de la tasa de respiración, temblores, hiperreflexia, fiebre, vómitos, incremento de las heces y diarrea). El uso de este medicamento sólo se acepta en caso de ausencia de alternativas más seguras. Aunque no se han descrito efectos teratogénicos en humanos, no se han realizado estudios controlados.

Lactancia:. La morfina se excreta en la leche materna. Aunque no se han descrito problemas en humanos se desconoce los posibles efectos adversos sobre el lactante por lo que debe valorarse el balance beneficio-riesgo.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y manejar maquinaria.

Los pacientes que reciben morfina clorhidrato 1% o morfina clorhidrato 2% no deben conducir ni manejar maquinaria peligrosa.

4.8 Reacciones adversas. Los efectos adversos de la morfina son, en general, frecuentes y moderadamente importantes. En la mayor parte de los casos, los efectos adversos son una prolongación farmacológica y afectan principalmente al sistema nervioso central y a los aparatos digestivo y respiratorio.

La clasificación MedDRA de las frecuencias de la reacciones adversas es: - Muy frecuente (> 1/10) - Frecuente (> 1/100, <1/10) - Poco frecuente (>1/1.000, <1/100) - Raras (>1/10.000, <1/1.000) - Muy raras (<1/10.000, incluyendo notificaciones aisladas)

Las reacciones más características son:

TRASTORNOS GASTROINTESTINALES: - muy frecuente: náuseas, vómitos, disfagia, estreñimiento. - frecuente: diarrea, calambres abdominales. TRASTORNOS DEL SISTEMA NERVIOSO: - frecuente: somnolencia, desorientación, sudoración, euforia; con tratamientos prolongados: tolerancia. - poco frecuente: cefalea, agitación, temblor, convulsiones, alteraciones del humor (ansiedad, depresión), rigidez muscular, alucinaciones, insomnio. TRASTORNOS DEL METABOLISMO Y DE LA NUTRICIÓN: - frecuente: sequedad de boca, alteraciones del gusto. TRASTORNOS CARDÍACOS: - frecuente: taquicardia, bradicardia, parada cardiaca, hipertensión, hipotensión, hipertensión intracraneal, colapso. TRASTORNOS RESPIRATORIOS, TORÁCICOS Y MEDIASTÍNICOS : - frecuente: espasmo de laringe, depresión respiratoria, apnea. TRASTORNOS RENALES Y URINARIOS: - frecuente: retención urinaria. TRASTORNOS DEL APARATO REPRODUCTOR Y DE LA MAMA: - frecuente: reducción de la líbido, impotencia. TRASTORNOS OCULARES: - frecuentes: visión borrosa, nistagmo, diplopia, miosis. TRASTORNOS DE LA PIEL Y DEL TEJIDO SUBCUTÁNEO: - frecuente: edema, prurito, urticaria, erupciones exantemáticas, dermatitis de contacto. TRASTORNOS GENERALES Y ALTERACIONES EN EL LUGAR DE ADMINISTRACIÓN - frecuente: dolor en el punto de inyección. LESIONES TRAUMÁTICAS, INTOXICACIONES Y COMPLICACIONES DE PROCEDIMIENTOS TERAPÉUTICOS - poco frecuente: reacción anafiláctica después de la inyección iv.

La interrupción brusca de un tratamiento, en pacientes con dependencia física, puede precipitar un síndrome de abstinencia caracterizado por los siguientes síntomas en distinto grado de intensidad para cada individuo: bostezos, lagrimeo, rinorrea, sudoración, midriasis, temblor, carne de gallina, anorexia, inquietud, vómito, fiebre, hiperpnea, hipertensión arterial y diarrea.

MINISTERIO La administración epidural o intratecal no elimina el riesgo de reacciones adversas graves. La depresión respiratoria se puede presentar poco después de la administración debido a la redistribución venosa directa hacia los centros respiratorios del sistema nervioso central. Además, puede producirse depresión respiratoria retardada hasta 24 horas después de la administración, posiblemente como resultado de la extensión rostral. Después de la administración epidural o intratecal de morfina frecuentemente se produce retención urinaria, especialmente en varones, que puede persistir de 10 a 20 horas después de la inyección, por lo que puede ser necesaria la cateterización. Además, con frecuencia se produce prurito generalizado dependiente de la dosis.

4.9 Sobredosis. La sobredosis se caracteriza por la depresión respiratoria con bradipnea, acompañada o no de depresión del sistema nervioso central.

El tratamiento recomendado para la sobredosis consiste en: - Mantener una vía respiratoria e instaurar respiración controlada o asistida. - Administrar naloxona (de 0,4 a 2 mg) en una dosis única, preferiblemente intravenosa. La inyección de naloxona se puede repetir a intervalos de dos a tres minutos. Dado que la duración del efecto de la naloxona es considerablemente menor que el de la morfina por vía epidural o intratecal, puede ser necesaria la administración repetida del antagonista. Se debe tener presente que la naloxona también puede antagonizar las acciones analgésicas de la morfina y que puede precipitar síntomas de abstinencia en pacientes con dependencia física. - Administrar líquidos intravenosos y/o vasopresores, utilizando otras medidas de apoyo según las necesidades. - Continuar con la monitorización del paciente.

5) PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1 Propiedades farmacodinámicas

Grupo terapéutico (código ATC): N02AA01. Analgésico opioides: Morfina. Mecanismo de acción: La Morfina clorhidrato es un alcaloide fenantrénico que actúa directamente sobre el sistema nervioso central y órganos con musculatura lisa. Además de su acción analgésica, la morfina posee numerosas acciones farmacológicas adicionales (sedación, euforia, antitusígeno, miótico, depresor respiratorio, emético, antidiarreico, etc.).

Como analgésico, su acción sobre el sistema nervioso central es muy compleja, pues varía según la dosis y la especie animal. En el hombre su acción se traduce por analgesia y a menudo por narcosis.

La morfina actúa como agonista de receptores específicos situados en el cerebro, médula espinal y otros tejidos. Entre los diferentes tipos de receptores opiáceos, la morfina se une predominantemente a los receptores . Dichos receptores se distribuyen de forma discreta en el cerebro, encontrándose una alta densidad en la amígdala posterior, tálamo, hipotálamo, núcleo caudado, putamen y determinadas áreas corticales. También se encuentran en axones terminales de aferentes primarios de la substancia gelatinosa de la médula espinal y en el núcleo espinal del nervio trigeminal.

5.2 Propiedades farmacocinéticas.

Biodisponibilidad: 38 % (debido a que sufre un amplio metabolismo de primer paso). T máx : 30-60 minutos (IM) ; 50-90 minutos (SC), 20 minutos (IV) Comienzo de la acción : 10-30 minutos (IM, SC) Duración de la acción analgésica: 4-5 horas (IM, SC, IV), hasta 24 horas (epidural). Grado de unión a proteínas plasmáticas: 35 % Semivida de eliminación: 1.5-2h. en individuos sanos.

Tras su administración intravenosa la morfina tiene un volumen aparente de distribución que varía entre 1,0 y 4,7 litros/kg. La unión a proteínas plasmáticas es del 35%. El aclaramiento plasmático es de 0,9 - 1,2 l/kg/h.

Tras la inyección subcutánea o intramuscular la morfina es rápidamente absorbida por la circulación sistémica. Si bien el sitio primario de acción de la morfina es el SNC, sólo pequeñas cantidades atraviesan la barrera hematoencefálica.

Es metabolizada principalmente en el hígado donde se conjuga con ácido glucurónico dando lugar entre otros a: morfina-6-glucurónido (con actividad analgésica especialmente cuando la morfina se administra a dosis repetidas), normorfina y codeína.

La morfina inyectada en el espacio epidural es rápidamente absorbida hacia la circulación general, siendo las curvas concentración plasmática - tiempo semejantes a las obtenidas tras la administración intravenosa o intramuscular.

Aproximadamente el 4% de la dosis inyectada en el espacio epidural alcanza el líquido cefalorraquídeo.

La vía intratecal salva la barrera meníngea y, por lo tanto, dosis menores producen una analgesia equiparable a la obtenida por vía epidural. El volumen aparente de distribución de la morfina en el espacio intratecal es de 22 ± 8 ml. Aproximadamente un 15% de la de la morfina administrada a nivel lumbar mediante inyección subdural alcanza las estructuras superiores. Esta difusión ascendente no sólo determina la extensión de la analgesia, sino que condiciona la aparición de la mayoría de los efectos adversos producidos por la morfina administrada por esta vía.

La principal vía de eliminacíón es la orina, encontrándose un 10 % en las heces. Entre un 2 y un 12% puede eliminarse inalterada por la orina. La semivida de eliminación en sujetos sanos es de 1,5 - 2 horas.

En pacientes con insuficiencia renal o hepática debe ajustarse la dosis al gradiente de incapacidad funcional del riñón o hígado.

5.3 Datos de seguridad preclínicos

Las DL50 de morfina por vía i.v. en perro, rata y conejo son 175 mg/kg, 265 mg/kg y 135 mg/kg respectivamente.

La morfina administrada a ratas a una dosis de 35 mg/kg/día (35 veces la dosis habitual en humanos) no es teratogénica. Administrada a una dosis de 10 mg/kg/día (diez veces la dosis habitual en humanos) provoca un incremento en la mortalidad de las crías y un retraso del crecimiento.

6) DATOS FARMACÉUTICOS

6.1. Lista de excipientes Cloruro de sodio Ácido clorhídrico (para ajuste del pH) Agua para inyección

6.2 Incompatibilidades Químicamente, es incompatible con álcalis, bromuros, yoduros, permanganato potásico, ácido tánico y astringentes vegetales, con sales de hierro, plomo, magnesio, plata, cobre y zinc.

6.3 Período de validez 5 años

6.4 Precauciones especiales de conservación No conservar a temperatura superior a 25º C. No contiene ningún tipo de conservante, por lo que las ampollas abiertas y no utilizadas inmediatamente deberán rechazarse.

6.5 Naturaleza y contenido del envase

Ampolla de vidrio Tipo I de 1 ml, cerradas CVS, texto serigrafiado, en vidrio ámbar neutro y provistas de un arillo autorrompible de color amarillo. Presentaciones: Envase 1 ampolla 1% de 1 ml. Envase 1 ampolla 2% de 1 ml. Envase 10 ampollas 1% de 1 ml.

6.6 Instrucciones de uso y manipulación

La administración debe llevarse a cabo inmediatamente después de la apertura de la ampolla.

La especialidad es estéril por autoclavado. No contiene ningún tipo de conservante, por lo que las ampollas abiertas y no utilizadas inmediatamente deberán rechazarse.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE LA COMERCIALIZACIÓN

LABORATORIOS SERRA PAMIES S.A. Ctra. de Castellvell, 24 43206 ­ REUS (Tarragona)

8. NÚMERO DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

37.473 Morfina Clorhidrato al 1% 37.472 Morfina Clorhidrato al 2%

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN / RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN Renovación de la autorización: 2001

10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

Laboratorios Serra Pamies S.A.